Añoranza




Echo de menos a estos pequeños seres antropomorfos de resina que, con el tiempo, se convirtieron en mis compañeras de juego, en algo como una tabula rasa para saciar mis ansias de aprender a hacer nuevas cosas con las manos -coser, pintar, fotografiar, dibujar, incluso esculpir-, en algo que hacía más bonito mi cuarto y me animaba al llegar a casa... es curioso, pero estas muñecas son mis amigas. Echo de menos contarles mis cosas en silencio, abrazarlas cuando nadie me miraba. Pero muy pronto volveré con ellas...

2 comentarios:

vodevilastrozombies dijo...

Yo también echo de menos a tus pequeñas...

Pero en nada no sólo estarás con ellas! Sino que también estaremos juntos! Además, cuando vuelvas, hemos de mirar una BJD para mí para hacer juntos a Frankie ^^

En nada, amor, en nada... ^^

Tamara Ferrero dijo...

La segunda me parece realmente preciosa, de verdad lo digo, que preciosidad de cara^^
Mira que no son lo mio; pero esta no me importaria tenerla jajajaja.
Un saludo Koi

Publicar un comentario