Peliculeando

Voy a escribir una entrada cinemato... lo que sea, y prometo ser breve. Sólo una reseña pequeñita de viernes noche de dos pelis que me encantan -y que, dicho sea de paso, son un tanto dispares, así que es muy probable que si una no os gusta, la otra sí lo haga-. En fin, aquí va.

Este muchacho maquillado que tenéis a vuestra izquierda es Frank N Furter, encarnado por el mismísimo y genial Tim Curry. Frank es un... bueno, un científico travestido que ha creado a un maromo rubio y musculoso, Rocky, con la mitad del cerebro de un motorista y acompañado por un hatajo de chiflados: Magenta, Riff Raff, Columbia... Una pareja -con una jovencísima Susan Sarandon en el papel de fémina en apuros- ha tenido la mala pata de llegar a su castillo y la noche que les espera no les dejará indiferentes, y tampoco al espectador. The Rocky Horror Picture Show ha cumplido más de 30 años como película, pero a mí sigue pareciéndome una obra maestra, y muy actual además. Podríamos decir que es un remake de todas las pelis de ciencia ficción anteriores, y que los personajes son extrañísimos. Cabe decir que es un musical, y yo adoro los musicales; es una historia divertida a ratos, otras veces bizarra y sin ningún sentido y con ciertas reflexiones interesantes. Os encantará, de verdad.

Y en un tono completamente distinto, tenemos Velvet Goldmine. Es una biografía alterada de las vidas de Iggy Pop y David Bowie, reflectadas sobre dos iconos musicales ficticios de los 70: Curt Wild y Brian Slade. Los actores son, respectivamente, Ewan McGregor y Jonathan Rhys Meyers, un dúo que consiguió enamorarme perdidamente. A esto le añadimos la breve pero crucial intervención de Christian Bale, que encarna al periodista y ex fan que revivirá la historia de los dos. La peli tiene mucha -y muy buena, a mi juicio- música, bastante sexo, algo de amor, algo de odio, una preciosa Toni Collette, un cameo de Placebo, una historia curiosa... en fin, una buena manera de pasar una tarde de domingo con resaca. Si os gusta la música, la música de verdad, el espectáculo... tenéis que ver Velvet Goldmine. Puede no ser la mejor película de la historia, pero al menos es especial.

En fin, lamento que mi capacidad de redacción sea nula a estas horas. Seguro que la wikipedia puede explicaros cosas sobre estas películas mejor de lo que yo he podido, pero al menos os dejo mi opinión y la idea de que os gustarán, seguro. Bueno, reconozco que no he sido breve, me enrollo como una persiana, qué le vamos a hacer. Os dejo un trocito de Rose tints my world, de la banda sonora de The Rocky Horror Picture Show:

It was great when it all began
I was a regular Frankie fan
But it was over when he had the plan
To start a-working on a muscle man
Now the only that gives me hope
Is my love for a certain dope
Rose tints my world keeps me safe from my trouble and pain.

2 comentarios:

Bea dijo...

tienes q estar muy orgullosa...porque yo todas estas películas(desde pesadilla antes de navidad hasta la naranja mecánica...) me las bajo porque tu me las recomiendas y porque eres mi amiga...las dos me gustaron...un poco extrañas pero divertidas XD
te quierooooooo

PrInCiPe AzUl DeStEñIdO dijo...

Yo nunca las vi, y posiblemente nunca las vea.
No porque dude de tu capacidad de critica de cine (que bueno, tambien.... jijijiji :P) sino porque los musicales no me suelen gustar.

No porque las considera malas peliculas, sino porque si estan subtituladas, o leo lo que dicen o veo como bailan y cantan, pero todo a la vez no doy a basto. ¿Que quieres?, soy tio xDD
En cambio, si esta doblada la canción, es posible que sí me guste la película (Mary Poppins, por ejemplo. No, en serio, me gusta, no me estoy quedando contigo).

Pero bueno, de todos modos, últimamente estoy de un vago que ni películas me apetece poner a ver :S

Publicar un comentario