Aspiraciones

Hablemos de algo serio. Con esto no quiero decir que no hable habitualmente con seriedad, claro que no. Soy muy seria, mucho, y mis pensamientos lo son también. En realidad, no. Es mentira. No soy tan seria porque si en este mundo te planteas tu propia realidad como algo serio... estás perdido. No hay nada mejor que reírse de todo y todos y especialmente de uno mismo. Como bien dijo el Comediante, todo es una broma, una gigantesca broma pasada. Mejor seguir el juego y reírse.

En fin, vayamos al tema. Aspiraciones es sobre lo que hoy escribiré. ¿Qué tipo de aspiraciones? En fin, aspiraciones vitales en general, aspiraciones para un futuro inmediato o lejano. Todos tenemos perspectivas al respecto, imagino. El caso es que, al igual que ocurre con las opiniones, algunas son más respetables que otras. Yo no tengo un blog para alabar lo magnífico que es el mundo y ceñirme únicamente a las buenas decisiones y los buenos propósitos -que, por otra parte, escasean-. Tengo un blog para quejarme y dinamitar el mundo a base de palabras si se me antoja. Y hoy se me antoja hacerlo, concretamente me apetece desvirtuar a todos aquellos que poseen unas aspiraciones harto lamentables y se regocijan en ellas. Y no, no me sirve que cada uno tiene sus cosas y que eso he de respetarlo. A decir verdad, se respeta a las personas, pero jamás a sus ideas o decisiones. Eso no.

Este tema surgió hoy en clase, aunque no recuerdo a qué fin. El caso es que me paré a pensar. En concreto me vinieron a la mente dos ejemplos claros de aspiraciones lamentables, las dos que a continuación expondré. Sé que si me extiendo más podría pasarme días escribiendo y, en mi opinión, son ejemplos suficientemente ilustrativos como para dar un buen cuerpo a esta entrada.

La primera aspiración es un tanto general, propia de cualquier edad, sexo y condición. Esa aspiración es la de "no hacer nada", es decir, vivir de rentas, la sopa boba y demás expresiones que todos conocemos. Es una "aspiración" propia de personas aburridas, hastiadas de la vida porque no se atreven a enfrentarse a ella, carentes de ideas y ya no digamos de ideales, individuos que jamás se han molestado en conocerse ni conocer a los demás. ¿Qué clase de aspiración es esta en una perspectiva vital? Si el logro de una aspiración adecuada es, digamos, la Felicidad... ¿cómo es posible lograrla de esta manera? No haciendo absolutamente nada, destruyendo el valiosísimo tiempo delante de un ordenador, quizá un televisor, saliendo de vez en cuando por el simple motivo de tomar el aire, sin trabajo, sin estudios, sin algo, en definitiva, de valor -y no, no me refiero a entidades materiales-. Pésima perspectiva, queridos. Pésima actitud ante la vida.

La segunda de ellas... en fin, la condeno de forma más severa porque me afecta directamente. Esta "aspiración" es propia de las mujeres, sólo de nuestro sexo. Quiero hacer referencia con esto a ese grupo de féminas, generalmente jóvenes y absolutamente anodinas, cuya máxima en la vida es, atención, casarse y ser madres. En fin. No tengo absolutamente nada en contra con la idea de ser madre, de hecho, me parece perfectamente respetable, siempre y cuando no sea la única cosa en la que consista la vida de una mujer. Es decir, no creo que nadie quiera decir "a los 28 años fui madre. Desde entonces... soy madre". Aunque, de nuevo, me equivoco. Hay millones de mujeres que matarían por lograr eso, por ser unas amas de casa obesas e ignorantes que crían retoños y reniegan de aquellas que compatibilizan un empleo, una casa, una pareja, una familia, una vida social, unos retoños. Claro. Es mucho mejor tomar el sagrado voto del matrimonio (¡ironía, desde luego!), ser una maldita mantenida y dejarse preñar mientras una cocina galletitas para los amigos. Cierto, esos amigos que se compadecerán de tu triste condición mientras les muestras la que tú crees tu mejor sonrisa. En serio, ¿a qué extremos llegamos en pleno siglo XXI? Dejadme que os dé un consejo. Respetaos a vosotras mismas. Las mujeres no somos instrumentos para crear bebés. Es una opción, desde luego. Pero no la única.

Y bien, ha sido todo. No, no ha sido todo, como supondréis, pero al menos me he desahogado. Ya seguiré. No sé por qué, pero últimamente este blog está hasta los topes de ideas incendiarias...

1 comentarios:

vodevilastrozombies dijo...

"Aspiraciones/ Ideales, las de todo el mundo supongo."

Creo que es una frase que habremos de escuchar durante cada día de nuestra vida, cariño.

El problema radica on the lack of interest and effort. Nadie valora nada porque nada les cuesta un ápice y por ende, prefieren ver la vida pasar porque todo lo que "necesitan" está al alcance de la mano y si no, tomarán otras medidas de dudosa utilidad para saltar/ esquivar esas necesidades no suplidas.

El tema de las "mujeres" mamá es infame. Un ser que su única aspiración es tener reuniones de tuper güares y dar mazapanes a todo el edificio para luego sentarse a ver telenovelas y tener hijos... no merece la vida, francamente...

Conste, sabes lo que opino ahora de los retoños y me parece algo incluso noble y de mucho valor si se hace con lógica y cabeza pero si es la única aspiración... cierra las piernas ^^.

Te amo, cachorrina (L)

Publicar un comentario