Pequeños duendes

Image and video hosting by TinyPic

Hay veces que cosas pequeñitas e insignificantes nos pueden alegrar el día más oscuro. Y no me refiero a cosas como la pelusilla azul que vemos en la foto, aunque, por supuesto, mi dulce ninfa también contribuye a que mis días son más luminosos. Pero no. Me refiero a acciones pequeñas, palabras pequeñas, miradas pequeñas. Cosas, y disculpad el genérico, pequeñitas, dulces, adorables e imprescindibles. Esas pequeñas cosas de las que tanto se habla. Hay que apreciarlas y amarlas, porque a fin de cuentas los grandes momentos son una sucesión de pequeños acontecimientos...

1 comentarios:

vodevilastrozombies dijo...

Me encanta Minta (O Milla :P) y algún día tendremos un compañero pequeñito para ella y que vayan juntos haciendo travesuras por ahí ^^

Desde el centellear de tus ojazos, al movimiento tan dulce de tu naricilla pasando por las comisuras de tus labios a los cortes más ingeniosos, TODO son maravillas que sólo tú podrías descubrirme, Gracias (K)

Te amo, Bibú

Publicar un comentario